Entradas Recientes

29 de mayo de 2013

El Club



La habitación tiene los muros altos y pintados de azul, un bello candelabro lanza sus destellos sobre los sillones blancos. Y ellos, quietos como cadáveres, cada uno esperando que el otro hable desde el más allá. Los minutos pasan y la reunión debe terminar a las once en punto. Entonces uno de ellos, levanta su labio superior dejando ver un colmillo y dice: 

-...grrr...está bien, yo me quedo con la herencia y el apellido...grrr...y te puedes llevar a la mujer...grrr...

Ambos se levantan al mismo tiempo y salen caminando al hall del club con elegancia y distinción. 

2 comentarios:

elisa lichazul dijo...

quien reparte siempre se lleva la mejor parte

abrazos

elisa lichazul dijo...

gracias por tus huellas
ten una semana preciosa
abrazos y energías