Entradas Recientes

25 de junio de 2014

Fabián



Fabián salió a comprar el pan y nunca más volvió a casa. Las viejas de lengua venenosa inventaron que él y el panadero se enamoraron a primera vista y, siendo fulminados por éste amor prohibido, tuvieron que escapar. Los obsesionados con los crímenes perversos, lo imaginaron asesinado y triturado por su esposa, para luego ser depositado en pequeñas dosis diarias en la compostera del patio. Pero nadie imaginó que Fabián nunca salió a comprar el pan; que una día descubrió que era un ángel y simplemente se echó a volar. 




4 comentarios:

Pablo Romero P. dijo...

Yo habría pensado que se lo llevaron los Alienígenas Ancestrales.

Romy Riq dijo...

ue entretenido cuento !!!

arjex dijo...

Muchas gracias por sus comentarios :D

Revista la Mancha dijo...


Me encantó! Deja entrever tantos significados...tantos como los receptores-lectores le podamos dar, y estoy segura de que son muchísimos.

Abrazos.