Entradas Recientes

16 de octubre de 2013

La máquina de mis sueños


Soñé que me tatuaba en mi antebrazo izquierdo, uno de los bocetos de una maquina voladora inventada por Da Vinci. Yo estaba feliz con la ilustración, sus detalles eran exquisitamente realistas, tanto así, que de pronto sentí un leve cosquilleo en mi piel y la máquina comenzó a moverse. Primero avanzó despacio en dirección a mi mano, pero luego enrumbó en sentido contrario, directamente hacía mi cuello, y al llegar a mi hombro se despegó desde mi epidermis. Al desprenderse de mí, comenzó a crecer cada vez más, hasta adquirir su tamaño real. Se elevaba ligeramente sobre el suelo y pude observar que alguien conducía el vehículo. Busqué los ojos del piloto con curiosidad y no pude evitar dar un grito de alegría al ver que era yo mismo, pero un poco más viejo.

1 comentario:

Revista la Mancha dijo...

Me encanta! José...creo voy a ser la primera "compradora" de tu libro de microcuentos!

Eres de una imaginación.............