Entradas Recientes

12 de marzo de 2014

Vacaciones demoniacas


Estas fueron una de las vacaciones más provechosas de mi endemoniada existencia —dijo el diablillo a su tío Satanás—. Estuve durante dos semanas torturando a un idiota en sus vacaciones, haciendo que subiera y bajara cerros con una mochila pesada a su espalda. Por las noches lo único que podía sentir el imbécil era: hambre, sed y un profundo dolor de cuerpo. Además, como supe que le gustaba escribir, lo mantuve alejado de cualquier elemento que pudiera servirle para hacerlo, es más, lo hice olvidar que había llevado su libreta en la mochila...pero que me dices tío...¿qué soy un inútil?... pero si lo vi sufrir...tienes razón, no tenia papel ni lápiz, pero siempre tuvo su mente clara y su voluntad...es verdad...no logré quebrantar su voluntad...son las peores vacaciones de mi vida...váyase al diablo tío.


1 comentario:

elisa lichazul dijo...

la voluntad es la que nos saca de todas las pesadillas

abrazos y buena jornada JOSE
:D