Entradas Recientes

10 de abril de 2006

Laguna esmeralda

a Yasna.

Son mis primeras vacaciones en años, el trabajo me estaba consumiendo el alma, entonces decidí viajar para evitar esta tragedia. Tome un montón de folletos y elegí uno al azar, la suerte incierta y la vida incierta, era la que yo deseaba vivir. luego partí, dejando todos mis pesares atras, dispuesto a disfrutar cada segundo de mi existencia.

Como lo había pensado el agua era un cristal esmeralda, que daba un ambiente onírico y extramundano, al bosque de tocones de Araucarias milenarias, que yacían bajo las aguas del pequeño lago del Parque Nacional Conguillio ( IX región, Chile ). Alrededor, el verdor del bosque antiquísimo, parecía recién nacer, el lago se transformaba en una ventana a un pasado muy lejano.

Sumergido en estas contemplaciones, comencé a observar como bajaba poco a poco el nivel del agua, miré a mi alrededor para ver si alguien más afirmaba mi visión, pero me encontraba solo, absolutamente solo. Cuando el lago estuvo seco en un tiempo indefinido, el suelo comenzó a emanar vapor y ponerse al rojo vivo, entonces se hizo lava y el calor me golpeó en el rostro, estaba por salir corriendo pero algo me dijo que todo estaba bien –aunque lo dudaba en el fondo de mi alma. La lava comenzó a retirarse como si lo hiciera en contra de la gravedad, capa por capa, como una ola viscosa ardiente y paciente, que vuelve al corazón de la tierra. Al despejar los tocones aparecieron troncos estilizados y jóvenes, reviviendo la vida palpitante al hacerse visibles las ramas y verdes hojas de las Araucarias, para luego nacer la hierba bajo ellas.

La maravilla y el miedo me embargaban, era algo que jamás me habría imaginado, el pasado renacía frente a mis ojos, y me elevada a lo divino.

No había visto ni un animal, en este pequeño y profundo valle del pasado perdido, el silencio era absoluto, cuando un conjunto de arbustos bajo las araucarias se movió rápidamente, formando un camino hacia mi, entonces la saeta que emergió de entre la vegetación, fue piel, garras y ojos que se lanzaban sobre mí, ya era tarde para gritar o correr, una profunda cortada rompía mi cuello, mientras caía al pequeño valle esperando estrellarme con el suelo, abrí los ojos y vi el agua esmeralda, al instante que esta entraba en mi boca y en mis pulmones, teñida de rojo, robándome la vida.

5 comentarios:

klaptifery dijo...

AY! fue mi primera reacción , pobre protagonista se fue buscando vida y encontro la muerte, bueno no lo culpo a todos nos gusta viajar en vacaciones y alejarse de el trabajo que en este caso estaba consumiendo su alma, quizas en que trabajaba.
Lo increible es lo que pasa con la naturaleza de esa region.No lo entiendo.
De todas maneras es muy impresionante y muy bueno.
Chao.

Joel Langarika dijo...

y comparto la opiniòn anterior, impresionante y bueno. saludos marinos.

arjex dijo...

Gracias por sus comentarios, me dan animos para seguir con esta necesidad creativa, saludos.

José

The Silent Man dijo...

wow, sigue manteniendo la vida de tu pluma hermano, gracias por los grandes momentos amigo mio y a sacar las pelis adelante oka.

y obviamente tus libros. nos vemos en la semana

saludos

The Silent Man dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.