Entradas Recientes

15 de enero de 2014

El primer helado



Cuando él me dejó, sentí lo mismo que el día en que sufrí mi primera gran pérdida. Recuerdo vívidamente el momento, yo era muy pequeña y tenia en mis manos, el primer helado de chocolate que probaba en toda mi vida. Era un éxtasis maravilloso, sentir el sabor del chocolate en mi boca mientras se derretía el helado. Era como si se descubriera el motivo verdadero de mi breve existencia: estar ahí y sentir ese sabor. Relamí mis labios de placer, cerré los ojos y tropecé, dejando escapar el delicioso tesoro de mis manos, cayendo frente a mí y desparramándose sobre el pavimento. Sentí una profunda congoja que inundó mi cuerpo, y lloré, como nunca había llorado antes, sin consuelo alguno. Y aunque mi papá me trajo otro helado, no eran lo mismo, no eran como el primero.



2 comentarios:

elisa lichazul dijo...

cada experiencia es única grande y nuestra

abrazos JoSE

pa variar te dejo el nuevo blog jajaja (soy inquieta pero espero quedarme un buen rato en este último) PUELCHE
http://santiagopuelche.blogspot.com

los otros siguen abiertos igual para la lectura , pero donde van los nuevos textos es en el puelche

Revista la Mancha dijo...

Me encanta tu estilo!, esa gracia que tienes para lograr esa ironía suave, suavecita...Imposible no recordar un momento similar.